¿Dónde va la coma, aquí o allí?

Posted by on Apr 3, 2012 in Ortografía y gramática | 36 comments

¿Dónde va la coma, aquí o allí?

Me dispongo a tratar hoy un tema nada fácil para los amigos de la escritura: las comas, esos pequeños signos bondadosos que a veces nos dan más de un quebradero de cabeza y repercuten seriamente en la salud de nuestros escritos. ¿Dónde han de ir, aquí o allí?

 

Comencemos repasando los principales casos en los que siempre han de emplearse:

 

VOCATIVOS. Los nombres en vocativo (que sirven para llamar o nombrar al interlocutor) se escriben seguidos de coma si van al principio de la frase, con coma delante si van al final y entre comas si van en medio: Berta, no te vayas todavía; No me gusta que te portes así, Miguel; No vuelvas a pedirme, mamá, que te lleve en coche al centro.

 

ENUMERACIONES. Se usan comas para separar frases, palabras o grupos de palabras que forman una enumeración o serie, si no van unidas por las conjunciones y, e, ni, o, u: Mis padres, mis suegros, todos nuestros hermanos y mis primos vinieron a mi casa a conocer al niño.

 

CONJUNCIÓN Y. Delante de esta conjunción sí se escriben comas: según el libro Saber escribir, del Instituto Cervantes, siempre que en una serie de frases cambie el sujeto en una de ellas (Tenemos que pintar las paredes, tenemos que ordenar y limpiar, y vosotros tenéis que comprar los muebles que hagan falta). En el Diccionario panhispánico de dudas se detallan a la perfección otros casos en los que es necesario el uso de la coma con las conjunciones y, e, ni, o, u.

 

INCISOS Y ACLARACIONES. Se usan comas para limitar incisos (sean aposiciones, oraciones de relativo, adjetivos…), aclaraciones, ampliaciones o comentarios dentro de una oración. Las recetas de horno, como ya te he comentado alguna vez, nunca me salen bien; Me ha traído en coche mi compañero, el jefe de marketing, porque estaba lloviendo; ¿Tú, que tanto nos has molestado, vas a mandarnos a callar?; Los niños, cansados, se acostaron antes de las ocho.

 

VERBO OMITIDO. Tendremos que insertar una coma en el lugar donde va el verbo que se omite en la oración. Mi hermano estudió Medicina; yo, Humanidades. Mi padre es tímido; mi madre, muy extrovertida.

 

NEXOS. Se pone coma delante de los nexos adversativos (mas, pero, sin embargo, sino…), consecutivos (luego, conque…) y causales (ya que, puesto que…), así como detrás de otros complementos oracionales (afortunadamente, en primer lugar…): Julia se ha echado novio, pero nunca se ven; Ya te he pagado tu parte, conque organízate como puedas; No conseguí llegar al centro, ya que había demasiado tráfico; Afortunadamente, ha parado de llover cuando tenía que salir del coche; En primer lugar, no nos juzgues a todos por igual.

 

ENLACES. Los enlaces como esto es, es decir, o sea, en fin, por último, por consiguiente, sin embargo, no obstante, además, en tal caso, por lo tanto, en cambio, en primer lugar, y también, a veces, determinados adverbios o locuciones que desempeñan la función de modificadores oracionales, como generalmente, posiblemente, efectivamente, finalmente, en definitiva, por regla general, quizás…, colocados al principio de una oración, se separan del resto mediante una coma. Ejemplos: Además, ya nos has hecho esperar bastante; Por consiguiente, vamos a esperar el próximo parte meteorológico; No obstante, es conveniente pintar la fachada… Cuando estas expresiones van en medio de la oración, se escriben entre comas: Está lloviendo, por tanto, no va a salir ninguna cofradía.

 

ORDEN INVERTIDO. Cuando se invierte el orden normal de una oración y se antepone la oración subordinada o la expresión que indica una circunstancia de lugar, tiempo, modo, causa, finalidad…: Cuando vino su prima, se fue él; Porque maté un gato, me llamaron matagatos; Si quieres venir a comer, no llegues después de las tres.

 

CLAÚSULAS. Se escriben comas tras las claúsulas de infinitivo, gerundio y participio de valor circunstancial. Corriendo todos los días, adelgazó veinte kilos; Terminado el trabajo, salimos a celebrarlo; De haber sabido que llovía, hubiéramos cogido el coche.

 

ENCABEZAMIENTOS DE ORACIONES. La coma separa cualquier palabra, grupo, etc., que se refiera a contenidos de los que el hablante va a decir algo y que aparezcan encabezando una oración: En cuanto a las notas, tuve que reñirle porque no podían ser peores; A propósito de libros, acabo de comprarme un lector electrónico.

 

ORACIONES DISTRIBUTIVAS. Usamos también coma para separar oraciones coordinadas o encabezadas por adverbios correlativos que funcionan como conjunciones distributivas o disyuntivas, como bien…, bien…; ora…, ora…; ya…, ya…, o bien…, o bien: Veremos la película, bien en tu casa, bien en la mía; Este verano iremos, o bien a la playa, o bien al campo, pero saldremos de la ciudad. También se separan por comas las oraciones yuxtapuestas de sentido distributivo: Unos prefieren el queso duro, otros el blando.

 

Si has llegado hasta aquí, amigo o amiga lector/a, quizá me detestes por publicar una entrada tan extensa en vísperas de vacaciones de Semana Santa, pero al menos ya sabrás cuáles son los usos principales de la coma. Ahora vamos a repasar otra serie de aspectos que debemos tener en cuenta:

 

- Se pone coma delante de la palabra etcétera o de su abreviatura (etc.) y detrás, si la oración continúa: Compra harina, huevos, patatas, etc.; Compra harina, huevos, patatas, etc., y todo lo que ya habíamos hablado.

 

- No es correcto escribir coma entre el sujeto y el verbo de una oración, incluso cuando el sujeto está compuesto de varios elementos separados por comas (sería incorrecto escribir Mis hermanos, mis amigos, mis padres, siempre me critican). Sin embargo, hay dos excepciones a esta regla:

- Cuando el sujeto es una enumeración que se cierra con etcétera (o su abreviatura etc.).  Mis hermanos, mis amigos, mis padres, etc., siempre me critican.

- Cuando inmediatamente después del sujeto se abre un inciso o aparece cualquiera de los elementos que se aíslan por comas del resto del enunciado. En esos casos se escribirá necesariamente una coma delante del verbo de la oración: Los viernes, como tú sabes, nos tomamos una cerveza al salir de la oficina.


- No se escribe coma detrás de las conjunciones adversativas, tampoco cuando a pero le sigue una oración interrogativa o exclamativa: Pero ¿a qué hora vais a salir de casa?; Pero ¿no os pareció suficiente con aquel discurso?

 

- En una relación de elementos separados por punto y coma, el último, ante el que aparece la conjunción copulativa, va precedido de coma o punto y coma. En el cuaderno anotó las tareas; en el teléfono, los eventos pendientes; en el ordenador, los proyectos que aún no había comenzado, y en la tableta, lo apuntó todo.

 

- En las cabeceras de las cartas, se escribe coma entre el lugar y la fecha: Sevilla, 3 de abril de 2012.

 

- Tras las fórmulas de saludo en el encabezamiento de cartas, correos electrónicos, documentos…, se emplean los dos puntos y no la coma. El uso de la coma es, en este caso, un anglicismo ortográfico que debe evitarse: «Queridos lectores:»; «Estimado señor:»

 

Ahora sí hemos llegado al final. ¿Qué os ha parecido la entrada? ¿Creéis que me he dejado algo en el tintero? Vuesta colaboración es esencial para el funcionamiento de este blog, cuento con ello, ¡muchas gracias!

 

Agradecimiento a  Leo Reynolds por la fotografía,compartida bajo licencia de Creative Commons

¿Dónde está la coma, aquí o allí?

 

Me dispongo a tratar hoy un tema nada fácil para los amigos de la escritura: las comas, esos pequeños signos bondadosos que a veces nos dan más de un quebradero de cabeza y repercuten seriamente en la salud de nuestros escritos. ¿Dónde han de ir, aquí o allí?

 

Comencemos repasando los principales casos en los que siempre han de emplearse:

VOCATIVOS. Los nombres en vocativo (que sirven para llamar o nombrar al interlocutor) se escriben seguidos de coma si van al principio de la frase, con coma delante si van al final y entre comas si van en medio: Berta, no te vayas todavía; No me gusta que te portes así, Miguel; No vuelvas a pedirme, mamá, que te lleve en coche al centro.

 

ENUMERACIONES. Se usan comas para separar frases, palabras o grupos de palabras que forman una enumeración o serie, si no van unidas por las conjunciones y, e, ni, o, u: Mis padres, mis suegros, todos nuestros hermanos y mis primos vinieron a mi casa a conocer al niño.

 

CONJUNCIÓN Y. Delante de esta conjunción sí se escriben comas: según el libro Saber escribir, del Instituto Cervantes, siempre que en una serie de frases cambie el sujeto en una de ellas (Tenemos que pintar las paredes, tenemos que ordenar y limpiar, y vosotros tenéis que comprar los muebles que hagan falta). Martínez de Sousa, en cambio, sostiene que «suele ponerse coma antes de y o de o cuando, en una enumeración, el elemento al que preceden no es complemento del que les antecede»: Los arbustos tienen numerosas ramas y tallos leñosos, y viven mucho tiempo; El presidente acaba de llegar, y su hermano lo hará mañana; A unos les gusta jugar, y a otros, leer». Este punto por sí solo daría para una sola entrada que me apunto para más adelante.

 

INCISOS Y ACLARACIONES. Se usan comas para limitar incisos (sean aposiciones, oraciones de relativo, adjetivos…), aclaraciones, ampliaciones o comentarios dentro de una oración. Las recetas de horno, como ya te he comentado alguna vez, nunca me salen bien; Me ha traído en coche mi compañero, el jefe de marketing, porque estaba lloviendo; ¿Tú, que tanto nos has molestado, vas a mandarnos a callar?; Los niños, cansados, se acostaron antes de las ocho.

 

VERBO OMITIDO. Tendremos que insertar una coma en el lugar donde va el verbo que se omite en la oración. Mi hermano estudió Medicina; yo, Humanidades. Mi padre es tímido; mi madre, muy extrovertida.

 

NEXOS. Se pone coma delante de los nexos adversativos (mas, pero, sin embargo, sino…), consecutivos (luego, conque…) y causales (ya que, puesto que…), así como detrás de otros complementos oracionales (afortunadamente, en primer lugar): Julia se ha echado novio, pero nunca se ven; Ya te he pagado tu parte, conque organízate como puedas; No conseguí llegar al centro, ya que había demasiado tráfico; Afortunadamente, ha parado de llover cuando tenía que salir del coche; En primer lugar, no nos juzgues a todos por igual.

 

ENLACES. Los enlaces como esto es, es decir, o sea, en fin, por último, por consiguiente, sin embargo, no obstante, además, en tal caso, por lo tanto, en cambio, en primer lugar, y también, a veces, determinados adverbios o locuciones que desempeñan la función de modificadores oracionales, como generalmente, posiblemente, efectivamente, finalmente, en definitiva, por regla general, quizás, colocados al principio de una oración, se separan del resto mediante una coma. Ejemplos: Además, ya nos has hecho esperar bastante; Por consiguiente, vamos a esperar el próximo parte meteorológico; No obstante, es conveniente pintar la fachada… Cuando estas expresiones van en medio de la oración, se escriben entre comas: Está lloviendo, por tanto, no va a salir ninguna cofradía.

 

ORDEN INVERTIDO. Cuando se invierte el orden normal de una oración y se antepone la oración subordinada o la expresión que indica una circunstancia de lugar, tiempo, modo, causa, finalidad…: Cuando vino su prima, se fue él; Porque maté un gato, me llamaron matagatos; Si quieres venir a comer, no llegues después de las tres.

 

CLAÚSULAS de infinitivo, gerundio y participio de valor circunstancial. Corriendo todos los días, adelgazó veinte kilos; Terminado el trabajo, salimos a celebrarlo; De haber sabido que llovía, hubiéramos cogido el coche.

 

ENCABEZAMIENTOS DE ORACIONES. La coma separa cualquier palabra, grupo, etc., que se refiera a contenidos de los que el hablante va a decir algo y que aparezcan encabezando una oración: En cuanto a las notas, tuve que reñirle porque no podían ser peores; A propósito de libros, acabo de comprarme un lector electrónico.

 

ORACIONES DISTRIBUTIVAS. Usamos también coma para separar oraciones coordinadas o encabezadas por adverbios correlativos que funcionan como conjunciones distributivas o disyuntivas, como bien…, bien…; ora…, ora…; ya…, ya…, o bien…, o bien: Veremos la película, bien en tu casa, bien en la mía; Este verano iremos, o bien a la playa, o bien al campo, pero saldremos de la ciudad. También se separan por comas las oraciones yuxtapuestas de sentido distributivo: Unos prefieren el queso duro, otros el blando.

 

 

Si has llegado hasta aquí, amigo o amiga lector, ya sabrás cuáles son los usos principales de la coma, sin embargo, vamos a repasar otra serie de aspectos que debemos tener en cuenta:

 

  • Se pone coma delante de la palabra etcétera o de su abreviatura (etc.) y detrás, si la oración continúa: Compra harina, huevos, patatas, etc.; Compra harina, huevos, patatas, etc., y todo lo que ya habíamos hablado.

  • No es correcto escribir coma entre el sujeto y el verbo de una oración, incluso cuando el sujeto está compuesto de varios elementos separados por comas (sería incorrecto escribir Mis hermanos, mis amigos, mis padres, siempre me critican). Sin embargo, hay dos excepciones a esta regla:

  • Cuando el sujeto es una enumeración que se cierra con etcétera (o su abreviatura etc.).  Mis hermanos, mis amigos, mis padres, etc., siempre me critican.

  • Cuando inmediatamente después del sujeto se abre un inciso o aparece cualquiera de los elementos que se aíslan por comas del resto del enunciado. En esos casos se escribirá necesariamente una coma delante del verbo de la oración: Los viernes, como tú sabes, nos tomamos una cerveza al salir de la oficina.
  • No se escribe coma detrás de las conjunciones adversativas, tampoco cuando a pero le sigue una oración interrogativa o exclamativa. Pero ¿a qué hora vais a salir de casa?; Pero ¿no os pareció suficiente con aquel discurso?

  • En una relación de elementos separados por punto y coma, el último, ante el que aparece la conjunción copulativa, va precedido de coma o punto y coma. En el cuaderno anotó las tareas; en el teléfono, los eventos pendientes; en el ordenador, los proyectos que aún no había comenzado, y en la tableta, lo apuntó todo.

  • En las cabeceras de las cartas, se escribe coma entre el lugar y la fecha: Sevilla, 3 de abril de 2012.
  • Tras las fórmulas de saludo en el encabezamiento de cartas y documentos se emplean los dos puntos, y no la coma. El uso de la coma es, en este caso, un anglicismo ortográfico que debe evitarse: Queridos lectores:; Estimado señor:

 

¿Qué os ha parecido la entrada? ¿Creéis que me he dejado algo en el tintero? Vuesta colaboración es esencial para el funcionamiento de este blog, cuento con ello, ¡muchas gracias!

¿Dónde está la coma, aquí o allí?

Me dispongo a tratar hoy un tema nada fácil para los amigos de la escritura: las comas, esos pequeños signos bondadosos que a veces nos dan más de un quebradero de cabeza y repercuten seriamente en la salud de nuestros escritos. ¿Dónde han de ir, aquí o allí?

Comencemos repasando los principales casos en los que siempre han de emplearse:

VOCATIVOS. Los nombres en vocativo (que sirven para llamar o nombrar al interlocutor) se escriben seguidos de coma si van al principio de la frase, con coma delante si van al final y entre comas si van en medio: Berta, no te vayas todavía; No me gusta que te portes así, Miguel; No vuelvas a pedirme, mamá, que te lleve en coche al centro.

ENUMERACIONES. Se usan comas para separar frases, palabras o grupos de palabras que forman una enumeración o serie, si no van unidas por las conjunciones y, e, ni, o, u: Mis padres, mis suegros, todos nuestros hermanos y mis primos vinieron a mi casa a conocer al niño.

CONJUNCIÓN Y. Delante de esta conjunción sí se escriben comas: según el libro Saber escribir, del Instituto Cervantes, siempre que en una serie de frases cambie el sujeto en una de ellas (Tenemos que pintar las paredes, tenemos que ordenar y limpiar, y vosotros tenéis que comprar los muebles que hagan falta). Martínez de Sousa, en cambio, sostiene que «suele ponerse coma antes de y o de o cuando, en una enumeración, el elemento al que preceden no es complemento del que les antecede»: Los arbustos tienen numerosas ramas y tallos leñosos, y viven mucho tiempo; El presidente acaba de llegar, y su hermano lo hará mañana; A unos les gusta jugar, y a otros, leer». Este punto por sí solo daría para una sola entrada que me apunto para más adelante.

INCISOS Y ACLARACIONES. Se usan comas para limitar incisos (sean aposiciones, oraciones de relativo, adjetivos…), aclaraciones, ampliaciones o comentarios dentro de una oración. Las recetas de horno, como ya te he comentado alguna vez, nunca me salen bien; Me ha traído en coche mi compañero, el jefe de marketing, porque estaba lloviendo; ¿Tú, que tanto nos has molestado, vas a mandarnos a callar?; Los niños, cansados, se acostaron antes de las ocho.

VERBO OMITIDO. Tendremos que insertar una coma en el lugar donde va el verbo que se omite en la oración. Mi hermano estudió Medicina; yo, Humanidades. Mi padre es tímido; mi madre, muy extrovertida.

NEXOS. Se pone coma delante de los nexos adversativos (mas, pero, sin embargo, sino…), consecutivos (luego, conque…) y causales (ya que, puesto que…), así como detrás de otros complementos oracionales (afortunadamente, en primer lugar): Julia se ha echado novio, pero nunca se ven; Ya te he pagado tu parte, conque organízate como puedas; No conseguí llegar al centro, ya que había demasiado tráfico; Afortunadamente, ha parado de llover cuando tenía que salir del coche; En primer lugar, no nos juzgues a todos por igual.

ENLACES. Los enlaces como esto es, es decir, o sea, en fin, por último, por consiguiente, sin embargo, no obstante, además, en tal caso, por lo tanto, en cambio, en primer lugar, y también, a veces, determinados adverbios o locuciones que desempeñan la función de modificadores oracionales, como generalmente, posiblemente, efectivamente, finalmente, en definitiva, por regla general, quizás, colocados al principio de una oración, se separan del resto mediante una coma. Ejemplos: Además, ya nos has hecho esperar bastante; Por consiguiente, vamos a esperar el próximo parte meteorológico; No obstante, es conveniente pintar la fachada… Cuando estas expresiones van en medio de la oración, se escriben entre comas: Está lloviendo, por tanto, no va a salir ninguna cofradía.

ORDEN INVERTIDO. Cuando se invierte el orden normal de una oración y se antepone la oración subordinada o la expresión que indica una circunstancia de lugar, tiempo, modo, causa, finalidad…: Cuando vino su prima, se fue él; Porque maté un gato, me llamaron matagatos; Si quieres venir a comer, no llegues después de las tres.

CLAÚSULAS de infinitivo, gerundio y participio de valor circunstancial. Corriendo todos los días, adelgazó veinte kilos; Terminado el trabajo, salimos a celebrarlo; De haber sabido que llovía, hubiéramos cogido el coche.

ENCABEZAMIENTOS DE ORACIONES. La coma separa cualquier palabra, grupo, etc., que se refiera a contenidos de los que el hablante va a decir algo y que aparezcan encabezando una oración: En cuanto a las notas, tuve que reñirle porque no podían ser peores; A propósito de libros, acabo de comprarme un lector electrónico.

ORACIONES DISTRIBUTIVAS. Usamos también coma para separar oraciones coordinadas o encabezadas por adverbios correlativos que funcionan como conjunciones distributivas o disyuntivas, como bien…, bien…; ora…, ora…; ya…, ya…, o bien…, o bien: Veremos la película, bien en tu casa, bien en la mía; Este verano iremos, o bien a la playa, o bien al campo, pero saldremos de la ciudad. También se separan por comas las oraciones yuxtapuestas de sentido distributivo: Unos prefieren el queso duro, otros el blando.

Si has llegado hasta aquí, amigo o amiga lector, ya sabrás cuáles son los usos principales de la coma, sin embargo, vamos a repasar otra serie de aspectos que debemos tener en cuenta:

  • Se pone coma delante de la palabra etcétera o de su abreviatura (etc.) y detrás, si la oración continúa: Compra harina, huevos, patatas, etc.; Compra harina, huevos, patatas, etc., y todo lo que ya habíamos hablado.
  • No es correcto escribir coma entre el sujeto y el verbo de una oración, incluso cuando el sujeto está compuesto de varios elementos separados por comas (sería incorrecto escribir Mis hermanos, mis amigos, mis padres, siempre me critican). Sin embargo, hay dos excepciones a esta regla:
  • Cuando el sujeto es una enumeración que se cierra con etcétera (o su abreviatura etc.).  Mis hermanos, mis amigos, mis padres, etc., siempre me critican.
  • Cuando inmediatamente después del sujeto se abre un inciso o aparece cualquiera de los elementos que se aíslan por comas del resto del enunciado. En esos casos se escribirá necesariamente una coma delante del verbo de la oración: Los viernes, como tú sabes, nos tomamos una cerveza al salir de la oficina.
  • No se escribe coma detrás de las conjunciones adversativas, tampoco cuando a pero le sigue una oración interrogativa o exclamativa. Pero ¿a qué hora vais a salir de casa?; Pero ¿no os pareció suficiente con aquel discurso?
  • En una relación de elementos separados por punto y coma, el último, ante el que aparece la conjunción copulativa, va precedido de coma o punto y coma. En el cuaderno anotó las tareas; en el teléfono, los eventos pendientes; en el ordenador, los proyectos que aún no había comenzado, y en la tableta, lo apuntó todo.
  • En las cabeceras de las cartas, se escribe coma entre el lugar y la fecha: Sevilla, 3 de abril de 2012.
  • Tras las fórmulas de saludo en el encabezamiento de cartas y documentos se emplean los dos puntos, y no la coma. El uso de la coma es, en este caso, un anglicismo ortográfico que debe evitarse: Queridos lectores:; Estimado señor:

¿Qué os ha parecido la entrada? ¿Creéis que me he dejado algo en el tintero? Vuesta colaboración es esencial para el funcionamiento de este blog, cuento con ello, ¡muchas gracias!

468 ad

36 Comments

  1. Me parece fundamental esta entrada, siempre tengo la duda de las comas, pues me parece que me las coma (nunca mejor dicho) y son fundamentales. Y seguro que ya lo he hecho en este comentario :-).
    Gracias por estas “perlas” que son de gran ayuda.

  2. Muchas gracias por dejar tu comentario, Cristina. ¡Un abrazo!

  3. Querida colega: Me encanta tu blog. Gracias por compartir tus conocimientos.
    ¡Abrazos desde Buenos Aires!

    • Hola, Julia, muchas gracias por dejar tu comentario, siempre es un placer conocer colegas de profesión y pasiones. Ahora os sigo en twitter y en facebook, así que ¡nos leemos! Un abrazo.

  4. Hola, Berta. Descubrí tu blog hace unas semanas y me encanta. 100% útil.

    Te quería plantear una duda que me ha surgido al leer el último apunte que haces. Cuando comentas que “Tras las fórmulas de saludo en el encabezamiento de cartas y documentos…” (imagino que están incluidos los emails) no se utiliza “,” sino “:”. Mi duda es si entre el saludo y el nombre si va “,”. Es decir:

    Hola, Berta:
    [texto]

    ¿Sería correcto?

    Muchas gracias.

    • Encantada, Raúl, comentarios como el tuyo me dan aún más ánimos para continuar con este proyecto. Respecto a tu consulta, en efecto, debe ir una coma entre el saludo y el nombre (vocativo), como bien has hecho en el comienzo de tu comentario. Me gusta que hayas planteado la duda porque es algo que quería haber incluido en la entrada y se me pasó. Espero seguir leyéndote por aquí. ¡Saludos!

  5. Es imposible explicar los usos de la coma sin extenderse. No en vano la nueva Ortografía le dedica 47 páginas al asunto.

    Cuando alguien me pregunta sobre los usos de la coma suelo decir que «con la coma hemos topado…», porque, aunque es cierto que tenemos unas reglas para saber dónde colocarla, en muchos casos las fronteras no están claras, sino que depende de cómo interpretemos la oración. También depende del criterio del usuario. Por eso el uso de la coma a veces es discutible.

    En el caso de los nexos o conectores, cuando no es probable que se produzcan ambigüedades interpretativas, es posible prescindir de las comas para dar mayor fluidez al escrito y evitar la excesiva fragmentación del mismo: Y sin embargo te quiero; Estaba poco preparado, pero con todo y con eso aprobó el examen.
    Otro caso en el que no es necesaria la aparición de comas es en el caso de palabras duplicadas del tipo: casi casi; rico rico; así así; vaya vaya; raro raro, etc.

    Encantada de pasar por tu espacio.

    Un saludo muy cordial.

    • Hola, Manuela, encantada de contar con tu presencia en Ecoescritura. Estoy completamente de acuerdo contigo: «con la coma hemos topado…», por eso comentaba al principio de mi entrada que me disponía a tratar un tema «nada fácil». Muchas gracias por dejar ese comentario sobre los nexos y conectores, también pienso que la fluidez del escrito ha de prevalecer. Me gustará leerte más veces por aquí. Un saludo cordial.

  6. Hola, Berta, muchas gracias por compartir esta información. Tengo un par de consultas:

    1. ¿Por qué en una oración interrogativa después de “pero” no debe colocarse una coma? Esta información la he leído en distintos libros sobre gramática, pero nunca he encontrado la explicación de por qué es incorrecto hacerlo.

    2. En el texto que copio, dices “[...] va precedido de coma o punto y coma. ¿En qué casos debería utilizarse la coma y en qué casos el punto y coma? En el ejemplo que colocas, ¿por qué has optado por la coma y no por el punto y coma?

    En una relación de elementos separados por punto y coma, el último, ante el que aparece la conjunción copulativa, va precedido de coma o punto y coma. En el cuaderno anotó las tareas; en el teléfono, los eventos pendientes; en el ordenador, los proyectos que aún no había comenzado, y en la tableta, lo apuntó todo.

    Mil gracias desde ya por tus respuestas.

    Un saludo,

    Rocío

    • Hola, Rocío, ¡gracias a ti por pasarte por Ecoescritura!

      Respecto a tu primera duda, la «Ortografía de la lengua española» sostiene que añadir una coma en esos casos «sería contraproducente desde el punto de vista sintáctico, pues no deben separarse en un grupo conjuntivo la conjunción y su término, esto es, la secuencia que introduce». Por tanto, no se pone coma tras “pero”, excepto si va seguida de un inciso o cualquier secuencia que se aísla del enunciado mediante comas : «No me gustó la obra, pero, ahora que lo dices, quizás no me fijara en todos los detalles», «Ya está la comida preparada, pero, Juan, ni se te ocurra empezar hasta que no estemos todos». No obstante, según leo en la wikilengua, la utilización de puntos suspensivos sí sería correcta: «Pero… ¡qué día tan lluvioso!», «Pero… ¿cómo dejaste que te engañaran así?».

      En cuanto a tu segunda duda: en ese caso se pueden utilizar tanto coma como punto y coma, ambas opciones son válidas. Yo opté por la coma por simple preferencia.

      Espero haber resuelto tus dudas, estoy a tu disposición para otras que te puedan surgir. ¡Un cordial saludo!

      • Muchas gracias por tus respuestas, Berta. Me has aclarado muy bien estas consultas que tenía.

        No quiero dejar de decirte que tu blog me parece bueno, interesante y que está muy bien llevado, así como que la labor que realizas es loable. En estos tiempos en los que la mayoría de personas viven corriendo y llenas de quehaceres, que haya alguien como tú con un interés tan genuino por nuestra lengua, el español, y además dispuesta a ayudar al otro en esta materia, es algo que, sin duda, tiene mucho valor.

        Un saludo afectuoso,

        Rocío

  7. Mil gracias por tus palabras, Rocío, menos mal que no has dejado de decirlas… A veces, la tarea del bloguero es demasiado solitaria, pero cuando se reciben comentarios y una retroalimentación tan positiva, las pilas de la ilusión se recargan para una buena temporada :-)Me alegra haberte ayudado, no dudes en consultarme cualquier cosa que te surja. ¡Saludos!

  8. Hola Berta
    Necesito ayuda con un trabajo de lengua. Tengo que escribir frases con comas de tipo “llamadas al interlocutor” y no encuentro muchas.
    Si pudieras ayudarme te estaria muy agradecido.
    Gracias Mario

    • Hola, Mario. Si no te importa, ponte en contacto conmigo a través del correo berta@ecoescritura.com, explícame más detalladamente qué necesitas y veremos cómo puedo ayudarte. Un saludo y gracias por confiar en mí.

  9. Hola, Berta buenas tardes.

    Realmente no soy bueno en redacción y me gustaría aprender más, es por ello que escribo, ojala y pudierá comunicarme más seguido con usted.
    Gracias por ampliar nuestros horizontes.

    Att. Walter monzón
    Guatemala, ciudad

    • Hola, Walter. Te recomiendo seguir el blog y la página de Facebook https://www.facebook.com/besyco. Tener ganas de aprender ya es el principio de conseguirlo, si te lo propones, llegarás a ser un buen redactor :) Saludos desde el sur de España.

  10. Simplemente, fantástico. Gracias.

    • Muchísimas gracias :)

  11. Quiero saber si la siguiente oración lleva coma delante de aunque:

    VOY A DAR MI MEJOR ESFUERZO AUNQUE SE PRESENTEN OBSTÁCULOS.

    (gracias por tu tiempo y por compartir tus conocimiento. Me resulto muy útil el blog)

    • Hola, Federico. Disculpa el retraso en la respuesta. La frase que compartes no debe llevar coma, ya que se trata de una oración concesiva. Por si te sirve un truquillo, debes escribir coma delante de “aunque” cuando este pueda sustituirse por “pero”, es decir, en oraciones adversativas. Gracias por la confianza y por tus amables palabras.

  12. Es muy útil este segmento. Pero tengo una duda, es posible utilizar una coma antes o después de la palabra” debido”,cuando estas tratando de explicar algo o establecer un punto, es que se supone que haya un punto antes de esta palabra?

    Gracias.

    • Hola, Merkias. Para poder ayudarte necesitaríamos más información sobre la frase que te genera dudas. ¡Muchas gracias!

  13. Importante información..gracias

    • ¡Muchísimas gracias!

  14. Me pareció muy interesante, de mucha ayuda para mí, ¡muchas gracias!

    • ¡Gracias a ti, Andrea! Recibe un cordial saludo.

  15. Gracias por el blog, primer vez que llego a él y me fue muy útil.
    Bendiciones.

    • Gracias por tus palabras, Víctor. Saber que nuestro trabajo es útil nos impulsa a intentar hacerlo cada día mejor. Saludos afectuosos.

  16. Muchas gracias por la entrada. Algún día dejaré de tener tantas dudas. Una entrada muy esclarecedora.

    • Muchísimas gracias a ti, Rebeca, por pasarte por el blog y comentar. ¡Un placer!

  17. Hola. Tengo una duda: ¿Están las comas bien colocadas en la siguiente frase que, supongamos, podría alguien escribir en el muro de Facebook de alguien más?

    “Hola, Pedro, ¿cómo estás?”

    Gracias.

    • Hola, Juan. Disculpa el retraso en responderte. Efectivamente la coma que marcas es correcta: los nombres en vocativo (que sirven para llamar o nombrar al interlocutor) se escriben seguidos de coma si van al principio de la frase, con coma delante si van al final y entre comas si van en medio: Berta, no te vayas todavía; No me gusta que te portes así, Miguel; No vuelvas a pedirme, mamá, que te lleve en coche al centro. ¡Esperamos haber ayudado! Saludos.

  18. Hola,Berta.¿Podrías ayudarme con el tema de el punto y coma?¿cuando debe usarse?.Muchas gracias por tu amable colaboración,Sol.

    • Hola, Sol. Nos apuntamos tu consulta para escribir una entrada sobre el tema, mientras tanto, te remito a este enlace de la RAE que puede serte de gran utilidad: http://lema.rae.es/dpd/?key=punto+y+coma ¡Saludos!

  19. Preparando un documento, me vi en la obligación, de buscar información respecto del uso de comas. Su blog me fue de mucha utilidad. Espero haber aprendido, aunque, sea un poco.

    • Hola, Karina. Te agradecemos muchísimo que nos hayas dejado este comentario: ¡un placer haber ayudado, de verdad! Sabiéndolo cualquier esfuerzo merece la pena. Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>